Cláusulas abusivas en operaciones financieras

Con más frecuencia de la que deberían, las entidades financieras tienden a incluir en nuestros contratos una serie de cláusulas que pueden ser consideras abusivas.

Se trata de los llamados contratos de adhesión, que contienen cláusulas redactadas por la entidad financiera, mientras que nosotros, si queremos el servicio, nos limitamos a aceptar o rechazar el contrato integramente. Entre las cláusulas abusivas más habituales,  se encuentran:

  • 1446015_16378554Cláusulas que exigen garantías desproporcionadas
  • Cláusulas de resolución anticipada y tipos de incumplimiento
  • Cláusula de sometimiento a determinados tribunales
  • Cláusulas que determinan el tipo de interés y sus posibles variaciones, como la “cláusula suelo”
  • Las comisiones
  • Cláusulas que imponen contratos de seguro u otras obligaciones accesorias no solicitadas
  • Swaps de tipo de Interés

El primer paso será buscar su nulidad. La declaración de nulidad se produce por falta de transparencia, es decir si no se cumple con los criterios de transparencia establecidos por el Tribunal Supremo de acuerdo con la Ley de Consumidores y Usuarios.

Por regla general, la prueba no la supera prácticamente ninguna de las operaciones que se han suscrito hasta la fecha, pero habrá de revisarse cada una de manera individual.

Posteriormente y en función del daño sufrido por el cliente, se procederá a procurar el resarcimiento del cliente en la medida de lo posible y de acuerdo con la nulidad conseguida.

Si crees que estás siendo damnificado por una cláusula de este tipo y deseas librarte de ella, contáctanos y te aconsejaremos y gestionaremos tu problema

Volver

Anterior             Siguiente

Los comentarios están cerrados.